lunes, 19 de mayo de 2014

Jaén se vuelca en ayuda a la mujer embarazada


Ayer fue un día para no olvidar. Queríamos ayudar y promocionar nuestra querida “Plataforma de Ayuda a la Mujer Embarazada, de Jaén”.
El trabajo en apoyo a la vida encuentra muchos obstáculos. Algunos tremendamente incomodos de sortear por su indeterminación; porque resultan incompresibles por inesperados; porque te rompen esquemas que inevitablemente asignamos a las personas que nos rodean, dicho aquí sin ánimo crítico, solo para comprender el paisaje en el que estamos insertados y en el que nos ha colocado el destino, aquel donde nos movemos y vivimos.
Desde nuestra red local de Derecho a Vivir de Jaén, tratamos de quebrar una conciencia social que acepta el aborto como algo que inevitablemente deba de ser asumido en la cotidianidad más inmediata; porque los talibanes de lo “políticamente correcto”  se empeñan en gritarnos desde todos los medios que “volver la cabeza y guardar silencio” cuando se eliminan cientos de miles de seres indefensos, es un ejercicio de respeto, obligado, a las libertades de quienes viven a costa del dolor y sufrimiento de las víctimas.
Porque nuestro discurso no quiere ser vacío, colaboramos a dar vida a la Plataforma hace ya cuatro años, sus frutos son nuestra particular forma de dar trigo, y por eso 60 historias personales de vidas arrancadas a la oscuridad, nos enseñan que vale la pena seguir por este camino.
Desde nuestra pequeñez nos lanzamos a hacer algo grande, montar un acto de apoyo a nuestra Plataforma y, por ende, a las embarazadas con problemas de nuestra provincia. Optamos por organizar un concierto que cantara a la vida, que invitara a nuestros vecinos a cantar y celebrar la vida con nosotros, a cambio de un donativo para apoyar la labor de la Ayuda a las Embarazadas.
Los amigos que nos acompañaban, de todas las edades, consiguieron agotar el aforo. Jesús Cabello, el grupo Yoiré, y la vital juventud de las kairos  lograron el milagro. El público entregado, vibraba desde sus butacas los mensajes que fluían desde el escenario. Por momentos parecía que el teatro iba a saltar por el aire... todo terminó fundido en un cantar, bailar, palmear y disfrutar JUNTOS como si se hubiese hecho allí el cielo.
Desde la organización, incrédulos de lo que estábamos viviendo, aprendimos que nuestra Plataforma de Ayuda a la Mujer Embarazada resultó ser algo bueno, querido y valorado por nuestros vecinos y amigos. Lamentamos tener que haber despedido a gente por aforo agotado, disculparnos los que os tuvisteis que volveros sin entrar. También nos acordamos y agradecemos a los que no pudieron disfrutarlo por mil y una causas personales, pero que quisieron participar desde la compra de la “fila cero”.
Dentro de unos días, será el momento de una crónica más analítica de resultados y frutos de un evento como este, donde entre otras cosas hemos recogido 59 encuestas, de amigos asistentes, donde nos cuentan sus opiniones sobre el acto y sus fines, y muchos se ofrecen desde ellas a colaborar con la causa.
Hoy toca dar cuenta de la parte humana, de los sentimientos y emociones que vivimos juntos ayer.
Gracias a todos los que trabajasteis por hacerlo posible.

No hay comentarios: