lunes, 9 de octubre de 2017

Romper la "Línea de la Vida" no es algo gratuito

            Como estaba previsto, iniciamos el curso 2017/18 con una charla formativa por encargo de la Hermandad y Cofradía del Cristo de la Buena Muerte de Jaén, que tuvo lugar el pasado día 6 en la sala capitular de la Santa Iglesia Catedral.
            Se desarrolló el tema previsto "Consecuencias personales y sociales de la aceptación del aborto" con una buena acogida por parte de los numerosos asistentes.
             Unas fotos resultarán un adecuado testimonio gráfico de evento.


            El artículo que sigue es un guión escrito desde el que se construyó la charla, lo publico para provecho de los que no pudisteis venir personalmente. Espero que os guste.



La línea de la vida humana

            Unas velas, pueden ser una imagen gráfica, visual, con la que pudiera identificarse o recordar a un ser vivo.
            Como la llama… la vida solo pude ser transmitida… no generada ni creada; solo, una vela encendida puede encender otra, nuestros padres nos transmitieron la vida, porque ellos mismos estaban vivos.
            Como la llama… la vida es frágil, un soplo puede apagarla sin “vuelta atrás”, quitar la vida es, parece, demasiado fácil, los riesgos de “estorbar” son grandes.
            Por eso la vida humana y, por supuesto, su dignidad, debe ser defendidas proactivamente, tomando la iniciativa,  trabajando a su favor. Eso nos hará más humanos y acreditará nuestro grado de civilidad.
********
            La imagen de una madre, de una mujer embarazada, nos acerca a considerar el instante “casi mágico” del inicio de la vida humana.
            En los primeros momentos de una maternidad incipiente, casi que, ni ella sabe el tesoro que esconde. Su aspecto no es muy diferente del que tenía tan solo un mes antes, pero a lo largo de nueve meses, irá cambiando visiblemente y haciendo cada vez más ostensible que, en poco, de ella nacerá su hijo.
            Cómo, cuándo y de que forma comenzó a vivir, es el quid de la cuestión.
            Especialmente, cuando se nos está planteando, a bombo y platillo, que deberían respetarse  “derechos de desalojo” de quien vive dentro de su madre.
            De ese “quid” depende la licitud, o no, de terminar con la vida de un ser humano que está viniendo hacia nosotros, que ya pertenece a la familia humana, a nuestro mundo.
            La lógica del sentido común nos dice que ese hijo no es el producto de ninguna “magia”, que, sin que quepa la menor duda, fue concebido  nueve meses atrás  como resultado de la relación carnal fecunda de su madre con su padre.
            Ahí, es, donde comienza, lo que he dado en llamar “la línea de la vida”. Donde comienza “ese venir a nosotros” del nuevo ser viviente y viniente, en palabras de Julián Marías.
            Ese origen, punto 0, durante muchísimos años era solo intuido, desde observaciones reales y constatables se asumía muy próximo, en el tiempo, a la relación fecunda de sus padres.
            Esa era la realidad que le hacía a Hipócrates (siglo V antes de Cristo) renunciar públicamente a atentar contra la vida con su actividad de médico, y expresamente renunciar a atentar contra la vida dentro de una madre.
            “A nadie administraré droga mortal alguna aunque  me sea solicitada, ni tomaré iniciativa alguna de este tipo. De la misma manera, no daré a ninguna mujer un pesario abortivo; mantendré mi vida y mi arte alejado de la culpa.”
            Hoy día, ya no recurrimos a la intuición, sabemos con certeza “qué es lo que ocurre, y cómo ocurre”, realmente, en ese primer instante. Ciencias como la biología, la embriología, la genética o la medicina nos acercan a esa maravillosa realidad. Otras como la filosofía o la bioética nos ayudan a “valorarla” y a no retorcerla interesadamente”.
            Ese instante, en que un óvulo de la madre es penetrado por un espermatozoide del padre, es cuando “sucede un nuevo ser”, que vivirá en su madre durante los primeros nueve meses de su desarrollo, sin que, en ningún momento, sea ella ni parte de ella. Una simple ecografía nos permite ver un saco gestacional de tan solo 0,8 cm. en una embarazada de 4 semanas.
            La “línea de la vida” de cualquier ser humano es, durante su período gestacional, un “continuo” que, sin pausa alguna, va desde el día 1 de su vida  — el de su fecundación—  al día de su nacimiento tras el parto; y que, por supuesto, continuará a lo largo del tiempo que a cada cual le corresponda, hasta su fin al natural.
            Jérome Lejeune (1926-1994) un hombre excepcional, Catedrático, Investigador, Médico, Genetista y extraordinario defensor de la vida, especialmente de la aún no-nacida, defendía que, no es posible negar la naturaleza humana en ningún instante de esa 'línea de la vida', ni siquiera en su etapa más incipiente porque 
            “Si un óvulo fecundado no es, por sí mismo, un ser humano; no podría convertirse en uno, porque nada se añade al mismo”
            Todo esto, que parece tan obvio, encaja dentro de un armónico respeto a las leyes de la naturaleza, pero que es, con frecuencia, violentado por quienes perciben los embarazos inesperados como limitadores de libertades individuales.
            El desalojo del que ven como un intruso, abortarlo, termina siendo la solución relativista y utilitarista que incide en liquidar la armonía.
            Quien defiende la solución abortista, necesita asumir un argumento que sabe falaz, cual es el “negar naturaleza humana” a quien considera un estorbo y ansía desalojarlo.
            Siempre he alucinado de ver como alguien puede ser capaz retorcer tanto la realidad, hasta el punto de hacerle irreconocible su maldad y, consecuentemente, pasen a ser admitidas y ser dadas por buenas y santas, algunas auténticas barbaridades.


********
            Romper la línea de la vida no es gratuito, resultará a la postre en consecuencias negativas para las personas y para la sociedad en su conjunto. Trataré de apuntar siquiera someramente algunas de esas consecuencias negativas.
            No le es posible a una madre “borrar”, del libro de su vida, a un hijo abortado, solo rasgando la hoja y tirándola a la basura, sabiendo que…  con ella se irá un jirón de su propia vida. Al final, romper la línea de la vida resulta en una desesperación de por vida y la pérdida de una vida.
            Para el nasciturus, las consecuencias son fatales. Los métodos para abortar terminan resultando una cruel tortura hasta la muerte del ser que habita el vientre de su madre.

            Nadie tiene argumentos para asegurar que al niño no le duele la muerte por aborto. La posibilidad de sentir dolor real, solo precisa de las estructuras anatómicas para ello. El no-nacido las tiene, ya que es posible demostrar actividad de tales estructuras desde bien temprano en su desarrollo. Esa sola posibilidad de que puedan sentir dolor, debiera ser suficiente para desechar infringirles acciones que se saben dolorosas.
            Quizás las cosas fueran diferentes si alcanzásemos a saber que aspecto tenga el ser que habita en su madre. Tres muestras al lado de estas líneas, todas menores de las 14 semanas, que pone como “corte” la ley, por debajo de la cual puede abortarse sin necesidad de alegar motivo alguno, nos pueden acercar a ese “aspecto” muy, pero que muy, humano.
            La madre tampoco está exenta de complicaciones, porque el aborto no es seguro nunca, se arriesga salud física, psíquica y en ocasiones la vida.
            De entre las complicaciones que se ocultan4  intencionadamente para evitar “arrepentimientos de última hora”,  está el aumento de riesgo relativo del cáncer de mama, especialmente en mujeres que abortan antes de haber tenido, al menos, un embarazo a término previo.
            Dramático y demoledor resulta el cuadro de estrés postraumático que desarrollan5  un 91% de mujeres tras un aborto provocado, lo que conocemos como Síndrome Post-aborto y del que es muy difícil salir sin ayuda externa, especialmente porque tiende a ser negado, escondido y tabú.
********
            Perderle el respeto a la vida trae, también, consecuencias sociales constatables.
            Resulta responsable de una tragedia social, en España contabilizamos  casi 100.000 abortos anuales (94.188 en el 2015) lo que nos sube al “pódium” del horror, los terceros en la UE28 junto a Reino Unido y Francia. Un aborto cada 5,5 minutos, 11 cada hora y de los que 2 son adolescentes.
            Un inmenso drama humano con casi 2.000 millones de vidas segadas por aborto, en el mundo desde 1973, año de la tristemente famosa sentencia en USA del caso Roe contra Wade, que resultó ser el pistoletazo de salida del aborto contemporáneo. Una cifra que ensombrece, de largo, los asesinados por los tres genocidios reconocidos del siglo XX, que suman 14,5 millones.
            "El mayor genocidio del siglo XX no ha tenido lugar en una guerra, en los gulags o en los campos de exterminio. Es una matanza, de más de mil millones de víctimas inocentes, de la que nadie habla: el aborto" (del libro El genocidio censurado de Antonio Socci)
             Respirar mentalidad abortista produce enrarecimiento social, se violentan las costumbres sociales tradicionales provocando enfrentamientos, los ciudadanos se sienten oprimidos y limitados en sus libertades. Lo políticamente correcto es impuesto a modo de pensamiento único, y, de manera especial, muchas mujeres ven que el aborto se ha convertido en una nueva fuente de sometimiento a la voluntad de otros.
             Se busca  adoctrinar e  insensibilizar a la sociedad,  para que termine aceptando que la vida humana, durante una determinada etapa de su desarrollo, deja de ser un bien en si misma. La presión de la mentalidad abortista consigue hacer a la sociedad mirar a otro lado, a permanecer en un silencio cómplice.
Álvaro Domínguez Arranz
Médico y miembro de Derecho a Vivir Jaén


4 Es el caso del estudio del Dr. Rohan (Adelaida. Australia) publicado en el American Journal of Epidemiology en 1988 que ocultó el aumento de riesgo hasta que en 1995 un meta-análisis de Nadine Andrieu et al.( Br J Cancer 72:744-51) reveló que el único factor de riesgo estadística-mente significativo en el estudio de Australia era el aborto... ¡un 160% más de riesgo! Igualmente, el estudio de Melbye et al. (New Engl. J. of Med) en Dinamarca en 1997 excluyó de la muestra a 60.000 mujeres que habían abortado, a pesar de lo cual el aumento de riesgo asociado al aborto fue del 44%.    [citados  en http://www.nomassilencio.com/Cancer/Estudios.htm]
5 The International Planned Parenthood Federation, asserting that: “the incidence of post-abortion trauma in women who had surgical abortions can reach up to 91% of cases.”  [dato citado en https://indeforum.wordpress.com/2017/10/06/abortion-consequences-2/]

lunes, 2 de octubre de 2017

Los 10 peores y más usados argumentos a favor del aborto



En un artículo publicado en la revista científica Public Discourse de The Witherspoon Institute, se explican 10 de los peores, pero más usados argumentos de quienes promueven el aborto.

“Estos no son, y no están destinados a representar, lo mejor que la literatura académica tiene que ofrecer. Más bien, revelan el triste y preocupante estado de la posición proaborto”, sostuvo David Hershenov, autor del artículo, Phd, profesor de la Universidad de Buffalo (Estados Unidos) y especialista en metafísica, bioética y filosofía de la medicina.

1. Las mujeres ricas pueden abortar, las pobres no: “Derecho igualitario a romper la ley”: 

David Hershenov señaló que sus estudiantes consideran que “no es aceptable que sea más fácil recurrir al aborto ilegal para las mujeres ricas que para las pobres”.

“Confieso que, por mi parte, no recuerdo ninguna defensa de un derecho igualitario a romper la ley de la Carta Magna, la Ley Americana de Derechos, o la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas”, añadió.

Finalmente, enfatizó que “tal vez nadie ha reconocido el derecho porque no existe tal derecho”, y porque “un derecho igualitario a violar la ley podría socavar la ley misma”.

2. Los provida solo se preocupan del que está por nacer:

Según Hershenov es bastante común oír a los estudiantes criticar a los provida por no estar suficientemente preocupados por el bienestar de los seres humanos en otros estados del desarrollo vital.

“Una mirada más caritativa de mis estudiantes es que creen que los provida son hipócritas impulsados por preocupaciones distintas al respeto por la vida del feto. Incluso si eso fuera así, ¿importaría? La posición provida es o no verdadera con independencia de la hipocresía de las personas que la sostienen”, sostuvo el especialista.

3. La incapacidad de los hombres de quedar embarazados:

Hershenov también indicó que algunos estudiantes sugieren que como los hombres no pueden quedar embarazados, no deberían entrar en el debate del aborto.


Luego, recordó que el caso Roe contra Wade (la decisión que aprobó la ley del aborto en 1973 en Estados Unidos) fue tomada a por nueve hombres en el Tribunal Supremo y aseguró que sus estudiantes no estarían de acuerdo con la legitimidad de tal decisión.

“Lo que mis alumnos tratan de decir es que los hombres pueden hablar sobre aborto en la medida en que su acción ayude a permitir a las mujeres tomar la decisión de abortar por sí mismas”, detalló el experto en bioética.

“Suponiendo que esto determine el debate”, sus alumnos “tienden a olvidar que hay mujeres provida”.

“Su política restrictiva sobre la libertad de expresión no elimina a su oposición, sino que crea una confrontación entre las mujeres provida y las mujeres proaborto”, añadió.

4. Las cargas del embarazo y la crianza de los hijos no están distribuidas de forma igualitaria:

“Sospecho que, si los hombres también quedaran embarazados y, en consecuencia, experimentaran las limitaciones correspondientes, los defensores igualitaristas del aborto seguirían respaldando el ‘derecho’ al aborto”, puntualiza Hershenov.

De forma similar, indicó que estos “no reconsiderarían algunos derechos si en nuestra sociedad la maternidad incrementara el estatus de la mujer o su poder por encima del hombre” o “si los hombres fueran legalmente obligados a encargarse de más tareas del cuidado de los hijos”.

Hershenov afirmó que, aunque pueda existir una distribución desigual de las cargas, eso “no justifica matar al niño antes de darlo a luz”.

5. Motivaciones religiosas inspiran a todos o casi todos los provida:

Hershenov indicó que a su clase siempre le asigna el ensayo ‘¿Por qué el aborto es inmoral?’ de Don Marquis e inevitablemente lo acusan de tener motivaciones religiosas.

“Pero Marquis es ateo. En el artículo, critica los argumentos contra el aborto basados en la inviolabilidad de la vida. Cuando los proaborto acusan a los provida ateos de tener motivaciones religiosas, estoy perdido. Tal vez los proaborto creen que la influencia del Espíritu Santo es penetrante”, añadió.

6. El peligro del aborto ilegal:

Con indignación, muchos estudiantes de Hershenov contestan con frecuencia que si el aborto está prohibido, más mujeres morirán en abortos clandestinos.

“Los fetos y recién nacidos tienen un estatus metafísico y moral comparable, que hacen su muertes más o menos igualmente dañinas. Si los padres resultaran muertos accidentalmente en el intento de realizar un infanticidio clandestino, la respuesta correcta desde la sociedad no sería la de legalizar el infanticidio y entrenar a personal para matar de la manera más ‘segura’ posible para sus padres”, explicó el especialista.

7. Matar para evitar las cargas:

Debido a que los hijos son caros y consumen tiempo, el aborto es un asunto de ‘justicia social’, indica Hershenov, y añade que sus alumnos defienden el aborto sobre la base de que evita que los niños “nazcan entre pobreza, hogares rotos, vecindarios complicados, malformaciones u otras adversidades”.


“Si consideraciones como estas son razones suficientes para algunas mujeres para abortar en algunos lugares y momentos, entonces son razones suficientes para el infanticidio en circunstancias similares”, aseguró.

8. El feto es “literalmente” una parte de la mujer embarazada:

“Algunos estudiantes, (generalmente de postgrado) insisten en que el feto es literalmente una parte de la madre y no una sustancia distinta que ocupa una cavidad en su interior. Si el feto no es una persona distinta, sugieren, entonces puede ser eliminado”, señala Hershenov.

En ese sentido el experto indicó que, primero, sus alumnos alegan que “el aborto remedia la violación del feto sobre la integridad corporal de la madre. Sin embargo, si el feto es una parte de la madre no puede violar su integridad corporal, porque solo algo que no es una parte del cuerpo puede violar su integridad corporal.”

“Segundo, el feto es en ocasiones considerado un intruso. Pero una parte de uno mismo no puede ser un intruso de sí mismo”, añadió.

9. Viabilidad:

El experto sostuvo que algunos de sus alumnos creen “que mientras el feto llega a ser viable y puede sobrevivir de forma independiente a la madre, está permitido matarlo. Pero esta consideración, de nuevo, podría justificar el infanticidio”.

“Más arriba hemos tratado la posibilidad de que dar de mamar es la única fuente disponible para la crianza, en cuyo caso un bebé dependería del cuerpo de su madre para sobrevivir”, dijo Hershenov, y añadió que también “pacientes de la UCI no son viables, pues dependen, de los cuerpos de otros o de máquinas para su supervivencia”.

10. Nulo conocimiento del futuro:

Finalmente, los alumnos de Hershenov señalan que el feto abortado “no sabe qué es lo que se pierde”.

“La injusticia del asesinato, asegura el argumento, está en que priva a la víctima de su futuro, pero el feto no tiene idea sobre su futuro. Esto cierto, pero es también una verdad que le pertenece al niño asesinado”, indicó.

“Algunos responden que el feto inconsciente, a diferencia del niño, no siente dolor. Pero la anestesia puede eliminar esta objeción”, concluyó.

Fuente: https://www.aciprensa.com

sábado, 30 de septiembre de 2017

Oferta formativa para colectivos de Derecho a Vivir Jaén


Estas son nuestras ofertas de charlas formativas para cualquier colectivo de Jaén  y provincia que esté interesado.
Sé que este blog lo visita personas de todos los lugares, pero también de Jaén y provincia. Si alguno de vosotros está interesado en que vayamos a dar alguno de los temas que ofrecemos, poneros en contacto con nosotros, mediante un mensaje en el blog, o un mensaje privado en nuestra página de Facebook dejando vuestro teléfono o modo de contactar y nos pondremos en contacto con vosotros.


Oferta formativa para colectivos de Derecho a Vivir Jaén

Consecuencias personales y sociales del aborto:

Primera parte: Exposición 40 minutos

• Desarrollo de un embarazo – “la línea de la vida”
• Interrupción del embarazo – “romper la línea de la vida”
• Para el niño “dolor, tortura y muerte”
• La madre arriesga salud física, salud psíquica e incluso la vida.
Coloquio 20 minutos

Intermedio a discreción, mínimo 30 minutos

Segunda parte: Exposición 40 minutos

• Una legislación abortista es responsable de:

o Tragedia social
o Drama humano
o Fractura social
o Enrarecimiento social
o Insensibilidad social
• Situaciones especiales
o Aborto terapéutico
 Conflictos que atañen a la vida o salud de la madre.
 Patologías o malformaciones fetales.
o Aborto ético
 Casos de violación e incesto

Coloquio 20 minutos

Sinopsis:
El tema pretende dar respuesta a la cuestión ¿qué implica “consentir con el
aborto”? Cubriendo la temática desde una perspectiva lo más amplia posible, actúa como
“tema de sensibilización e inicio” para colectivos que nunca han oído una charla “seria”
sobre el aborto.
Se inicia el tema tratando de repasar como se gesta la vida, a la luz de la verdad
objetiva, del común sentir de la gente y de lo revela la ciencia. Desde esa perspectiva
abordamos lo que representa la cruda realidad de interrumpir una vida para concluir,
antes de término, un embarazo; desmontando “eufemismos” que se manejan para
esconder una realidad inconfesable para algunos.
Continuamos con un repaso de las consecuencias personales y de toda índole que
se derivan del hecho de abortar sobre los directos implicados (nasciturus, madre y
ejecutores) y, también repasamos los efectos que pueden derivarse de la imposición de
una legislación abortista sobre la sociedad en su conjunto y sobre la vida de sus
ciudadanos.
Terminamos tratando lo que denominamos “situaciones especiales” — el aborto
justificado en, supuestas, razones terapéuticas o éticas — buscando desmontar la falacia y
la injusticia que normalmente esconden tales calificativos.

Otros temas que incluyen nuestra oferta formativa:

Pueden ser demandados por y para colectivos concretos. Nos adaptamos a las
particularidades de cada colectivo que los demande.
O también, como opción de ampliar/profundizar “conocimientos”, tras una sensibilización “positiva”, después del “tema de sensibilización e inicio”.

Motivaciones o supuestos que llevan a considerar el aborto:
• supuesto de eugenésico
• supuesto de violación
• supuesto salud de la madre
• supuesto ''terapéutico''

Anticoncepción, embarazo no deseado, hijo inesperado:
De qué va la “píldora del día después”
La fecundación artificial, que es y cuál es el precio a pagar
Manipulación embrionaria y células madre, promesas imposibles y alternativas
éticas.

Experimentación con seres humanos:
• Las “células madre” y el embrión humano
• Investigación y experimentación con tejidos fetales
• Vacunas derivadas de fetos abortados


Nuestra carta de presentación


Derecho a Vivir Jaén, se pone ne marcha de nuevo después de un parón obligatorio, aunque no deseado.
En breve visitaremos las Parroquias de nuestra ciudad, para ofrecer diversas opciones para que ellas nos ayuden a divulgar la cultura de la vida en nuestra ciudad.
Aquí os dejo la presentación que vamos a dejar a los Párrocos para que nos conozcan un poco más:

QUIÉNES SOMOS:

 Tenemos constancia de que en Jaén hay muchas personas que como nosotros, están a favor de la Vida, y nosotros en Derecho a Vivir Jaén lo sabemos.
Lo hemos podido constatar, cada vez que los voluntarios de Derecho a Vivir Jaén, hemos salido a la calle a través de concentraciones, veladas, jornadas o mesas informativas y estamos seguros de que muchos de nuestros paisanos apoyan nuestra lucha.
Nuestro objetivo es mostrar a la sociedad la tremenda injusticia que se esconde detrás de las distintas formas de legalización del aborto y de la eutanasia, que se traducen en muerte, soledad y desolación.
Queremos dar voz a los no-nacidos defendiendo su primigenio derecho a continuar viviendo (existiendo).
Trabajamos, en todo lo que signifique colocar en alza constante el valor de la vida, en todo momento y en cualquier lugar.
Nosotros, nos declaramos abiertamente y sin vergüenza, un movimiento a favor de la vida y en contra de toda clase de muerte, ya sea con el aborto o la eutanasia.
Nosotros, los hombres y mujeres de DAV Jaén, solo pretendemos que la cultura de la vida, sea algo conocido y amado por todos, porque no hay mayor amor de unos padres, que el de dar la vida a sus hijos.
Desgraciadamente en nuestro mundo, esta cultura de la vida, se está deteriorando, y cada vez  son más las personas que, o bien por los engaños que recibimos desde el exterior, o bien porque egoístamente les conviene no apoyarla, se inclinan a favor del aborto libre, que desde movimientos feministas y de izquierdas, nos intentan vender al aborto como la "verdadera libertad de las mujeres, y su libre derecho a decidir".
Pensamos que debemos darnos a conocer y facilitar a todas las personas que quieran acercarse a nosotros, la oportunidad de conocernos. Estaremos encantados de recibiros.
En nuestra misión divulgadora de la cultura de la vida, ofrecemos a Parroquias, Colegios, Institutos, Cofradías  y demás colectivos, charlas formativas a todos los niveles, para todas esas personas que como nosotros, quieran estar informadas de la verdadera realidad del aborto en España, puedan rebatir con buenos argumentos, esos ataque externos que, personas desinformadas, o mal informadas, lanzan y defienden.
Nuestra misión es mayoritariamente informativa, pero esa misión nos invita al compromiso.
Este compromiso, lo hemos materializado colaborando con la Plataforma de Ayuda a la Mujer Embarazada de Jaén, Plataforma, que surgió con la colaboración de varios movimientos pro vida de Jaén y provincia.
En dicha Plataforma, acogemos a las madres embarazadas, para ofrecerles ayuda inmediata e información veraz y clara respecto a las consecuencias de abortar, si están pensando hacerlo, y para ayudarles a que  tomen su opción libremente.
Acogemos a la mujer que ya haya abortado y  requiera un apoyo para sanar su duelo, su soledad y su tristeza.

La Plataforma de Ayuda a la Mujer Embarazada está formada por: Cáritas, la Delegación de Familia y Vida, Adevida, las Hermanas de la Consolación de Linares a través de cu casa de Acogida y nosotros, Derecho a Vivir Jaén...