martes, 2 de enero de 2018

Noventa y Tres Mil Ciento Treinta y Uno

           No, no es el número de ninguna suerte, alguno diría que se trata de un número de los llamados “redondos”…  dos veces 31 y empezando por 9 que resulta ser el cuadrado de 3,… ¡una lástima!
           El número, no cantado ni leído siquiera, …dibujado solo con sus cinco guarismos, es el muro que esconde el escandaloso número de victimas muertas por aborto en España durante 2016.
           El pasado viernes, 29 de diciembre, en la página web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se publicaba un extenso informe de 202 páginas que titula “Interrupción Voluntaria del Embarazo. Datos definitivos correspondientes al año 2016”.
            Mucha letra, muchas tablas, muchos datos recopilados,
           pero… a pesar de que todo el mundo lo entiende estamos hablando de abortos, ni una sola vez aparece tal palabra;
           otro pero… a pesar de que todo el mundo lo entiendetras cada aborto hay, al menos una muerte, ni la mínima mención;
           y otro, lamentable, pero… pese a lo prolijo de los datos recopilados según un mencionado «Informe Metodológico Estandarizado ; Diario Oficial de la Unión Europea  (Recomendación de la Comisión de 23 de junio de 2009)» no se les proporciona relevancia estadística ni epidemiológica a ninguno de los métodos abortivos utilizados para terminar con el producto de la gestación liquidada (que no suspendida o interrumpida).
           ¿Es posible que en la “era de comunicación”, casi en tiempo real de casi todo, se tarden casi dos largos años en publicar unos datos tan relevantes? ¿se perciben tan vergonzantes que deben ser diluidos en el tiempo para desdibujar la ignominia que esconden? ¿no se defienden como “nuevos” derechos? entonces... ¿por qué se disimulan?
           Yo diría que son las victimas de una guerra, cruel e inhumana, ¡mundial! Que se está librando contra el más débil e indefenso de los seres humanos. No hay campos de batalla, ni prisioneros, ni desplazados, ni reporteros, ni convención de Ginebra… al enemigo, se le acosa y elimina sin piedad, en el más recóndito de los refugios, …en el vientre de su madre.  
           Una guerra que se sirve de armas tan eficaces, tan mortíferas, o incluso más, que las bombas antipersonas  ….el silencio, la ocultación y la mentira les sirven para retorcer  "la verdad de los hechos" hasta un grado tal, que la tornan irreconocible. La ingeniería de la postverdad.
           En la “era” de los derechos humanos, de los derechos de los niños, de las ONGs salvadoras de mil causas,…   no hay sitio para el concebido no nacido, que ha venido a la vida en el tiempo “mas inoportuno” para su madre y los que la empujan a desembarazarse de él.
           Decía Julián Marías que algunos se comportaran «como Hamlet en el drama de Shakespeare, que hiere a Polonio con su espada cuando está oculto detrás de la cortina. Hay quienes no se atreven a herir al niño mas que cuando está oculto —se pensaría que protegido— en el seno materno». Qué explica, si no, que no toleremos, que se condene unánimemente el más mínimo abuso a niños,  pero…   solo si “respiran aire por sus pulmones” y no cuando se oxigenan dentro de su madre. ¿Cuál es la diferencia que justifique trato tan desigual? ¿Tiene, eso, sentido?
           Estoy en línea con Marías, don Julián, es urgente rasgar las cortinas, visibilizar lo que de verdad ocurre en los abortorios, todo lo que no considera ni publica nuestro Ministerio.
           Si les miraran a los ojos no los matarían.
           Termino invitándoos a mirar algunos rostros de los que son contabilizados como “semanas de gestación” para los distintos abortos, …meros intervalos para rellenar una tabla.
           La que sigue es la tabla 5 del informe, donde os dejo reflejados aspectos reales de las víctimas —innombradas— de cada intervalo de gestación considerado.
Ver que, hasta la semana 14, supone el 93,83 % del total, están en plazo que no se exije declarar motivación a la mujer
 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
            Pero, no solo os traigo sus rostros, porque hoy es posible además de verles, oírles  su corazón latiendo —muy vivo— a intensidad y ritmo distinto del de su madre.
            En los enlaces que siguen, al alcance de cualquiera que se tome la molestia de buscarlos en la Red, disfrutar de esta experiencia y proclamar la maravilla en vuestro entorno.
           Ecografía 2D, 3D y 4D realizada en la Unidad de Ecografía de la Clínica Ginecológica del Dr. Rafael Ortega Muñoz en la cual se muestra a un embrión de tres semanas y apenas 1 milímetro de tamaño, con sus latidos cardiacos difíciles de escuchar por lo pequeño que es. Visualizarlo  AQUÍ.
           Ecografía 2D y 3D realizada en la Unidad de Ecografía de la Clínica Ginecológica del Dr. Rafael Ortega Muñoz en la cual se muestra un gestación de 4 semanas, donde se ve, perfectamente, el saco vitelino, el embrión y sus latidos cardiacos dentro del saco gestacional normal. Visualizarlo  AQUÍ.
           Ecografía 2D, 3D y 4D realizada en la Unidad de Ecografía de la Clínica Ginecológica del Dr. Rafael Ortega Muñoz en la cual se muestra un gestación de 5 semanas, donde se aprecia un embrión que mide unos 2,69 mm CRL (de la coronilla a la rabadilla, expresada en milímetros) en su saco gestacional con sus latidos perfectamente audibles y visualizados en la gráfica. Visualizarlo  AQUÍ.
           Ecografía 2D, 3D y 4D realizada en la Unidad de Ecografía de la Clínica Ginecológica del Dr. Rafael Ortega Muñoz en la cual se aprecia una gestación de 8 semanas en la cual puede ver embrión de apenas 18,48 mm. CRL, del que se le aprecian perfectamente la cara, los latidos cardiacos, saco vitelino, etc. Visualizarlo  AQUÍ.
           Ecografía 2D,3D y 4D realizada en la Unidad de Ecografía de la Clínica Ginecológica del Dr. Rafael Ortega Muñoz en la cual se muestra un feto de 11 semanas en 4D moviéndose y saltando de forma realmente espectacular. Visualizarlo  AQUÍ.
           Ecografía 4D realizada en la Unidad de Ecografía de la Clínica Ginecológica del Dr. Rafael Ortega Muñoz en la cual se muestra un feto de 17 semanas completo donde se aprecian perfectamente todos los detalles de cara, manos, hombros, cuello; como mueve los brazos y las manos;  detalles de la cara como si realmente lo estuvieras viendo en frente tuya. Visualizarlo  AQUÍ.
           Ecografía 4D realizada en la Unidad de Ecografía de la Clínica Ginecológica del Dr. Rafael Ortega Muñoz en la cual se muestra un feto de 23 semanas donde se aprecia la cara de un feto hembra con todo tipo de detalles para su edad gestacional, con el impresionante realismo que permite el 4D HD live. Visualizarlo  AQUÍ.
           Todo, en fin  —como en cualquier guerra—  doloroso, duro, cruel, inhumano …pero, a fin de cuentas, todo un reto para levantarse y prestarse a desgarrar la cortina infame que esconde un infierno como si no lo fuera.