miércoles, 12 de agosto de 2009

¿Es un embrión o feto una vida humana?

.
Hemos creído oportuno redactar este artículo para aclarar la respuesta a esa pregunta que resaltamos en el título de este artículo: ¿Es un embrión o feto una vida humana? Una pregunta que muchos se plantean (sin ir más lejos, tenemos a la ministra de Igualdad, Dª Bibiana Aído que afirmaba a través de los micrófonos de la Ser que un feto no es corresponde a la especie humana) y que un lector lo afirmaba así de tajante " Derecho a vivir a personas que todavía no tienen vida..." en el artículo "Un hijo lo es todo".
.
.
Bien, a partir de una sola célula hasta alcanzar 4.000 billones de células con el mismo código genético que conforman los tejidos sólidos del cuerpo humano, además de los miles de millones de células sanguíneas, hay vida humana. Desde la fecundación, cada célula actúa en interacción con las demás células en una realidad del carácter único del nuevo ser humano.

Es un grave error afirmar que un embrión o feto no sea una persona humana. Esos son argumentos reduccionistas que llegan a lo absurdo con fines que buscan intereses económicos, manipulación y permisivismo para dar gusto a ciertas organizaciones y partidos políticos.

A los que afirman eso les propongo que tomen una criatura que acaba de nacer. Y les pregunto: ¿Esa criatura es persona? Responderán que sí. Ahora yo les invito a que llevemos a esa misma persona en sentido inverso. Hace unas horas, antes de que se iniciara el parto, estando en el útero de su madre, ¿Era una persona humana? Supongo que también responderán que sí. Pues así iremos hacia atrás. Día tras día, semana tras semana, meses tras meses hasta que lleguemos a la semana 20, 18… ¿Acaso por haber llegado a la semana 11 ya dejó de ser persona? Es el mismo individuo de la especie humana. El origen de su vida se remonta al cigoto y dentro de 9 meses, ya lo tendremos entre nosotros.

¿Es un ser diferente entre el niño uterino de 11 y 12 semanas? La respuesta es no. El embrión es una persona, un individuo, en etapa de embrión y después será una persona en etapa de feto, y así irá creciendo.

El respeto del ser humano es ante todo una exigencia de civilización. Les invito a ver mediante equipos de ultrasonido una vida humana a la 3º o 4º semana de su existencia. Verán en esa secuencia cómo esa persona tiene su propio aparato circulatorio (tiene además su propio ADN, un dato muy importante a tener en cuenta dado el significado del mismo), creado el cerebelo, la médula espinal y envía impulsos nerviosos.

Nunca estaremos de acuerdo en la plataforma Derecho a Vivir, que por una votación legislativa, se apruebe interrumpir la vida de embriones y fetos porque no son deseados. Porque un aborto, además de asesinar a un niño "no nacido", agrede a la vida de la mujer que lo sufre. Está demostrado que las mujeres que abortan tienen un índice de mortalidad casi el doble a los controles en los siguientes dos años persistiendo elíndice de muerte incrementado elevado durante por lo menos 8 años, presenta el aborto provocado un riesgo de perforación uterina hasta un 1,2% de los casos y puede producir trombosis de la vena ovárica conpresentación atípica. Estudios que avalan estas afirmaciones: (Reardon DC,Ney PG, Scheuren F, Cougle J, Coleman PK, Strahan TW. Southern MedicalJournal 2002, 95:834-41), estudio por el Departamento deGinecología y Obstetricia y Biología de la Reproducción de la Universidad de Paris(Camus E, Nisand I. Rev Prat. 1995, 45:2361-9) y estudio del Washington University/Barnes-Jewish Hospital, en St. Louis, Missouri, EEUU (Sreenarasimhaiah S, McAlister R.Obstet Gynecol. 2000, 96:828-30), respectivamente.

Nosotros exigimos que hay que dar información científica y real a las mujeres que quieran abortar sobre la vida humana, hay que informar y formar a nuestra sociedad al respecto.
¿A qué especie pertenecen entonces los embriones y fetos si el gobierno y algunas personas afirman que no corresponden a la especie humana?

Pocas respuestas caben a lo que es una hipocresía, un tema indefendible.
.
.
Artículo redactado por: Álvaro Ortega, miembro de la plataforma Derecho a Vivir Jaén.
.
.

9 comentarios:

Olga dijo...

¡Bien dicho! Los socialistas no pueden justiciar que un feto o embrión no es un ser humano, por eso no te ha contestado.

¡Ánimo de derecho a vivir Jaén, seguid así!

Anónimo dijo...

A POR LOS ASESINOS DE NIÑOS¡¡¡¡¡

Pedro dijo...

Buena explicación. Mis felicitaciones.

Un abrazo

Ayelen dijo...

Si se imformaran un poco más sabrían que lo que le da vida a un cuerpo es el cerebro, el único organo que nos hace a cada uno diferente de los demás. El corazón y los demás organos que se forman solo son necesarios para que el cuerpo "funcione" pero no originan la vida. Y si investigan un poco pueden comprobar que este se termina de formar a los seis meses de embarazo, antes el feto solo se esta preparando para tener vida, pero no la tiene. Por esta misma razon si una mujer aborta antes de los 6 meses, a lo que la mayoria llama "el bebe" se "muere" ya que no puede vivir por su cuenta, aunque en realidad no muere porque no tuvo vida nunca. En cambio cuando el cerebro se forma completamente, el bebe empieza a vivir y se prepara para nacer.
La ignorancia hace que la gente piense que el aborto es asesinato!
Por favor informense!! la inteligencia es un privilegio. Usen la lógica y la razón para tomar sus deciciones, cuestionense el origen del universo, la vida, TODO!! Piensen por su cuenta y no se averguenzen nunca de decir NO SE porque el sabio nunca podrá saberlo todo, pero intentara descubrirlo. Nunca se cansen de buscar la verdad y cuando la encuentren, compartanla con el resto y compruebenle al mundo que tienen razon!!
PARA ESO ESTA LA "VIDA"

Anónimo dijo...

Pues entonces no des lecciones de q lo sabes tú todo :) sigue investigando

Anónimo dijo...

Las personas que tratan de justificar el aborto son complice de asesinato

Anónimo dijo...

Tu mama te dio la oportunidad de nacer.. ahora apostas a la muerte :-(

Anónimo dijo...

Aun cuando no sea exactamente de la misma opinión que "Ayelen", me hallo en simpatía con su espíritu crítico. No me gustaría entrar en mayor detalle sobre mi postura en el asunto, porque ese no es mi objetivo en este momento. Solo quisiera contraponer en este mismo espíritu racional una observación al argumento empleado por la misma persona que he mencionado más arriba.
Más allá que el cerebro y su actividad sean necesarias para la vida animal, creo que debiera ponerse sobre la mesa (sobre todo en un tema tan delicado como este) un poco más de escepticismo al respecto. Si atendemos a este argumento de vida pos actividad cerebral, caemos en la cuenta que lo que ya se está poniendo como presupuestado en el asunto es que se conoce a ciencia cierta qué es exactamente "vida". En tal caso, me temo tengo que discrepar. Definir "vida" y cuáles son sus condiciones mínimas y necesarias para que exista ha sido una de las tareas más gigantescas a las que se ha enfrentado la humanidad desde siempre y, que aun hoy en día, la sigue enfrentado. Incluso los biólogos contemporáneos más entendidos en el asunto han tenido ENORMES dificultades para poder llegar a una definición. Definición que por lo demás no es absolutamente certera o acabada, sino solo consensuada. Así como ocurre que la palabra "filosofía" o "humano" no se puede definir y acabar en su totalidad, se llega a definiciones rescatistas para el uso de instituciones como la real academia de la lengua española o estudios científicos que necesitan partir de una defición (aunque imperfecta) para abordar dese ahí sus estudios. Del mismo modo ocurre con la palabra "vida" o la ciencia de la Biología.
Creo, que la investigación y la mente crítica en circunstancias como estas no parten solo por dejarse guiar por las ciencias, o por el sometimiento religioso a las mismas, vale decir, a lo que se tiene como paradigma de conocimiento racional en el mundo moderno, porque incluso ellas (literalmente todas) parten de presupuestos consensuados e inacabados. Por el contrario, un verdadero trabajo crítico-racional profundo (en el verdadero sentido de la palabra), parte por cuestionar y re-analizar los supuestos que sientan las auténticas bases de lo que llamamos ciencia o conocimiento certero.

Alvaro Domínguez Arranz dijo...

Ayelen parece que se siente doctorado en "Ciencia acomodatriz", la base de tal disciplina es que yo digo lo primero que me pasa por la cabeza asegurando que es "ciencia e incuestionable"... y los apuntalamientos a esa "verdad científica" se los voy encontrando y acomodando para que todo parezca a mi acomodo.
Pues va a ser que no... Todo ser concebido es un ser vivo (por supuesto), autónomo (siempre que no se le saque del medio vital que le es propio en cada momento de su desarrollo) y él solito se desarrolla de acuerdo a un genoma que se ha formado a partir de la dotación cromosómica aportada por sus padres.
Su madre, le aporta cobijo, le facilita nutrientes y depura sus residuos metabólicos. Y aparte de cariño de madre poco más puede hacer por el hasta que nazca.
Esto que te he resumido brevemente, puedes consultarlo, y documentarte, en cualquier tratado de biología, o de embriología, o de genética, o de medicina (fisiología).
Y además, es así, porque así es nuestra naturaleza animal y humana.
Ningún parlamento, ni chaman autodidacta, puede variar eso. De la misma manera que ninguna votación de parlamento alguno puede volver a la tierra redonda, o dictaminar que el sol debe girar alrededor de la tierra.
La vida (entendida como animación de un cuerpo) no se crea ni se genera cuando se "procrea", solo es transmitida; su sustrato no es el cerebro u parte alguna del cuerpo de alguna forma especial. La animación es corporal total, o no es.
La cuestión que plantea Álvaro en el post es sencilla de responder... el cigoto, luego embrión, luego recién nacido, luego lactante, luego niño (o niña), zagal, adolescente , joven, adulto, abuelo, anciano... son por supuesto UN MISMO SER VIVO Y HUMANO ( en todas y cada una de las etapas de su desarrollo que te he descrito, NADA SUSTANCIAL VARÍA EN SU SER A LO LARGO DE TAN DILATADO DESARROLLO. Cualquiera de sus órganos (incluido su cerebro) varían considerablemente a lo largo de cada una de esas etapas de desarrollo.
¡Es una lástima! pero la realidad es esa, aunque a algunos les gustaría cambiarla para acomodarla a sus fines.
Y tan es así, que para abortar es imprescindible "matar al ser que habita (vive) en su madre" y posteriormente sacarlo... Se podrá decir en verso, con palabras gruesas, o almibaradas, pero... las maneras de decirlo no cambian el resultado.
Y eso a pesar de que no le venga bien a la Sra. Aido o a Ayelen.