lunes, 19 de enero de 2015

Las partes, ...solo son ''partes'', no ''el todo''


            Si le hiciera caso a la Sra. Victoria Uroz, me quedaría huérfano de “fuentes” (referentes) donde habitualmente nutrirme de información para mantener mi pasión y mi lucha en favor de la vida y la dignidad del ser humano. 
            He leído, muy atento, la larga entrevista (de tres “entregas”) que publica ForumLibertas en su sección “entrevistas” durante los días del 9 al 14 de enero. Buscaba aclararme las ideas acerca de la organización Yunke; la “fuente”  me parecía, y se prometía, inmejorable…
            “…la esposa de un supuesto líder de esta organización en España, que rompe su silencio…”
            Pero…, me quedé con las ganas, y…, además, tremendamente decepcionado.
No alcanzo a entender ¿qué busca? o ¿qué pretende transmitirnos? la Sra. Victoria Uroz con sus declaraciones. No nos ha citado ningún hecho “objetivo” que avale la acusación de organización “cuasi nazi” que hace al Yunke,  algo que parece pretender inducirnos a pensar desde las acusaciones de “secretismo” y desde imágenes (sin rostro y por tanto sin “objetividad”)  sugerentes de nazismo o de su simbología. Dejo claro, desde ya,  que mi interés por “saber” de esa organización es solo curiosidad informativa sin más pretensiones.
            El problema radica en que (al menos es la impresión que yo he sacado) termina disparando (confundiendo)  a  el todo por las partes”; resultando que lo pretendidamente “infiltrado” termina descartado por “contaminado” y..., de paso…, algo tan importante como la defensa de la vida (que ahí es donde me duele) se queda desarbolada de las plataformas y organizaciones que abanderan, casi en exclusividad, la lucha contra la sinrazón que amenaza (y liquida) la vida y dignidad humanas.
            Confieso que la primera vez que me advirtieron, debido a mi pertenencia a Derecho a Vivir, sobre el Yunke no dudé en una respuesta directa y contundente…  por defender la vida me “aliaría” hasta…  ¡con el diablo!
            Las declaraciones de la Sra. Victoria Uroz sugieren, se parecen mucho, traen a la memoria, aquello que pretendían hacer los siervos de la parábola del trigo y la cizaña (Mateo 13:24-52), quienes, por tal de desechar las malas hierbas, no reparan en que perderían también el trigo.
            Cuando se trata de no perder ni una espiga no hay que hacerle “ascos” a los que —aunque no sean de los nuestros trabajan por que maduren y granen como debe ser. 
            Quizás también la Sra Victoria recuerde la escena que nos relata el evangelista de San Marcos (9,38-41) cuando, el apóstol San Juan se “escandaliza” y acusa que vieron “…a uno que no era de los nuestros y que expulsaba a los espíritus malos en tu nombre...” es reprendido por Jesús que sentencia: “No se lo prohibáis…  El que no está contra nosotros, está a nuestro favor”.
            Termina, Dña Victoria, afirmando [acusando y anatematizando]…
            “…Lo más grave del Yunque es que no sabemos [no sabe]  quién lo controla en último término ni su finalidad real. Ya he apuntado  [acusado]  a que es una nueva forma de masonería, según los expertos a los que he consultado. Que hace daño  [cuál]  a la Iglesia atacando  [cómo]  a los laicos. Las plataformas que fundan y que ofrecen esa cara amable con ese diseño tan agradable y tan moderno hay que verlas con mucha perspectiva para apreciar el mal intrínseco  [cuál]  que ocultan.”
            “A  fecha de hoy, colaborar con HazteOír, Derecho a Vivir, Enraizados, Más Libres, Profesionales por la Ética, el Instituto de Política Familiar, CitizenGo, Abogados Cristianos, etc. y todas las personas así como las entidades que he señalado que están creadas y controladas  por el Yunque... es colaborar con el Yunque.”
            Desde luego que yo (y espero que no en “soledad”) no romperé los remos de quien empuja en mi misma dirección, ni colaboraré a desarbolar a nadie que abandere la lucha contra la sinrazón del aborto, la eutanasia o la manipulación, en el sentido que sea, de la vida humana, nacida o por nacer.
            No quiero entrar en las motivaciones de Dña Victoria, que ella misma nos adelanta que no son por despecho, …claramente afirma que “…Mi motivación es ayudar a las personas a salir de un entorno, el del Yunque, que yo creo que es gravemente incompatible con la Fe cristiana”  es, en esto, en lo que parece confundir “el todo por las partes”, donde parece no preocuparle llevarse (echar a perder) junto con la cizaña las espigas que tratan de madurar y dar fruto en el mismo, y único, sembrado donde conviven.
            Tan cierto como que el fin no justifica los medios; es real como la vida misma, que no hay mejores medios que aquellos con los que realmente podemos contar. Se trata de acomodarse a los efectivos reales, aunque no sean los ideales. Un castizo diría que… “con esos bueyes se ha de arar”.

No hay comentarios: